Gonzalo Frasca es un diseñador de videojuegos cuyo trabajo se vincula a la educación y en específico a las matemáticas. Junto a un equipo internacional crearon un sistema llamado DragonBox School que enseña matemáticas a niños de primaria. Este sistema que fue probado en escuelas de Finlandia, Francia y Noruega,  se espera que también llegue a Latinoamérica pues ya lleva seis años en el mercado. 

DragonBox School combina libros de texto con videojuegos ya que es a través de estos que “los niños experimentan y descubren conceptos”, argumenta Frasca. Los videojuegos son herramientas pedagógicas que estimulan la autonomía al tener en cuenta el ritmo de aprendizaje de cada niño. Lo importante es combinar lo que ofrece la tecnología con elementos tradicionales de la educación. 

En Latinoamérica aun existen desafíos:

  • Los costos de la implementación de videojuegos en los colegios. 
  • La falta de experiencia en el entretenimiento educativo y prejuicios en su uso.  
  • Calidad educativa. 
  • Mejor formación de los docentes.  
  • Respeto por las necesidades de los niños. 
  • Mayor motivación en los estudiantes.

Leer la nota completa 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *